SOTILLO

Conócelo y disfruta

5459 Creado el 06-07-2020

Ruta de las minas y canteras de Sotillo

Sotillo de la Adrada se ubica, geográficamente, en el Valle del Tiétar, comarca de situada en el sur de la provincia de Ávila.

Desde un punto de vista geológico, nuestro pueblo queda comprendido en la estribación sureste de la Sierra de Gredos y ello condiciona de manera determinante las características de los metales, minerales y rocas presentes en nuestros paisajes.

 

LOS GRANITOS

A pesar de los marcados contrastes de altitud y humedad entre las diferentes zonas de nuestra población, todas las rocas que podremos encontrar en ella pertenecen a un mismo grupo: los granitos, rocas ígneas formadas como
consecuencia del enfriamiento y solidificación del magma procedente del interior de la tierra.

Estas rocas, bien conocidas por todos, tienen un característico aspecto “granudo” al estar compuestas por cristales agregados de minerales fundamentales cuarzo, feldespatos y mica, pudiendo también formar parte de su composición, aunque en muy pequeña proporción, otros minerales llamados accesorios.

 

HISTORIA GEOLÓGICA DE LA ZONA

Todas las rocas graníticas de la zona de Sotillo de la Adrada, al igual que de la
totalidad del sector del Sistema Central, se asocian a la Orogenia Hercínica, un evento global de formación de montañas a gran escala acontecido durante el periodo geológico Carbonífero (Paleozoico superior, entre 350 y 250 millones de años).

¿Cuál es el único vestigio que a día de hoy conservamos de la Cordillera Hercínica? Los granitoides del Sistema Central y todas las estructuras geológicas asociadas a los mismos que constituyen, por su parte, desde las altas cumbres de Gredos hasta las estribaciones de las sierras de nuestro valle e incluso la base sobre en el que se asienta Sotillo.

El proceso por el cuál esa materia granítica ha acabado en las cumbres del Sistema Central fue un intenso proceso orogénico global de formación de montañas conocida como Orogenia Alpina, acontecido hace 60 millones de años y responsable de la elevación de los materiales graníticos profundos, previamente exhumados y puestos en contacto con el medio superficial.

Esta, a grandes rasgos, es la historia geológica de los terrenos por los que transcurre esta Ruta de las Minas y Canteras de Sotillo, en la que podrá Usted observar los vestigios de actividades extractivas llevadas a cabo en distintos momentos de la historia por nuestros antepasados con finalidades diversas, así como espectaculares elementos geológicos graníticos.

 

LA VÍA

Este acantilado fue excavado en el primer tercio del s. XX para albergar la que iba a ser la línea de ferrocarril que uniría el Valle del Tiétar con Madrid, pero que nunca llegó a entrar en funcionamiento.

A simple vista, esta obra humana contemporánea nos permite observar la composición granítica del suelo, con numerosos pliegues y microfallas por las que la vegetación hunde sus raíces, pero también podemos observar los tonos claros y blanquecinos del suelo.

Destaca la presencia de dos variedades de minerales del grupo de las micas: la biotita y la moscovita especialmente brillante y presente en esta zona, pero que hacen que este granito no haya sido explotado constructivamente, por las dificultades para su tratamiento.


MINAS DE LOS VENERILLOS

En el entorno de la Dehesa de Sotillo podemos encontrar varias perforaciones y sondeos mineros que durante la segunda mitad del s. XIX y posteriormente, a mediados del s. XX estuvieron en producción, aunque siempre en modestas dimensiones.

Todas estas minas, normalmente a cielo abierto, se encuentran ubicadas en la Falla de la Dehesa, un elemento geológico que aparece descrito en el Mapa Geológico de España, en el que aparecen afloramientos de cuarzo, feldespato y baritina a los que se asocian minerales como el wolframio.

 

CANTERAS DE PINOSA

El granito ha sido utilizado desde tiempos inmemoriales como material constructivo por su resistencia y su abundancia en nuestro entorno y estas canteras, muy numerosas en la Dehesa de Sotillo y en Pinosa dan testimonio de la tradición secular del oficio de la cantería.

No todos las rocas sirven como cantera, ni todos los granitos tienen las mismas características y comportamientos. El granito de Pinosa ha sido siempre especialmente valorado por su color rubio y por su buena ley, por ser un granito con pocos cristales de mica.

 
EL CERRO DE PINOSA, ESPACIO GEOLÓGICO
 
En la parte más alta del Cerro de Pinosa, a 797 metros de altitud y en un paisaje exclusivamente granítico, encontramos una gran concentración de formas circulares sobre la roca –piletas- que en apariencia pueden ser confundidas con las marmitas de gigante, aunque ambas son estructuras que tienen orígenes muy distintos.
 
Tradicionalmente, estas piletas tan presentes en buena parte de las zonas graníticas de nuestro término municipal, han sido utilizadas en Sotillo por los ganaderos con el objeto de echar sal, de manera que los animales rumiantes obtenían un complemento en su dieta.
 
Recientes estudios también sugieren que estas cavidades en la roca fueron aprovechadas e incluso, imitadas por pueblos prerromanos para llevar a cabo sus cultos y ritos religiosos, también en Sotillo, en el entorno del Canto de los Pollitos.

 

Descárgate la ruta Ramal Canteras y Minas Los Venerillos

Descárgate la ruta Ramal Ruta Canteas y Minas Cerro Pinosa

 

Galería de imágenes

X

Información relacionada...

Enlace arriba